#PanelFeminista: por un espacio digital libre de violencia

PF Karen Vergara-1x1

 El 16 de marzo pasado, la Convención Constitucional aprobó el articulo 23 que refiere a que “Todas las personas tienen el derecho a participar de un espacio digital libre de violencia. El Estado desarrollará acciones de prevención, promoción, reparación y garantía de este derecho, otorgando especial protección a mujeres, niñas, niños, jóvenes y disidencias sexogenéricas”.

En el #Panel Feminista del #CaféConNata, presentado por Corporación Humanas en Súbela, la periodista e integrante de la ONG Amaranta, Karen Vergara, especializada en violencia en internet conversó sobre la importancia de considerar la violencia sexual digital como una problemática de sociedad.

La consecuencia primera de este artículo 23 es que el Estado tendría la responsabilidad de desarrollar acciones de prevención, de reparación y de acompañamiento hacia la violencia digital. La norma prevé de dar una atención especial a las mujeres, a los jóvenes y a las personas que pertenecen a las disidencias sexo genéricas que son las víctimas principales de la violencia sexual digital. Concretamente, consignar la violencia verbal, la difamación, las amenazas recibidas en las redes sociales, la recepción de mensajes o fotos sin su consentimiento o la difusión no consentida de imágenes íntimas sostuvo Vergara.

Esta violencia digital es real porque tiene consecuencias tangibles en la vida de las y los individuos: ansiedad, inseguridad, problemas de salud, entre otros, Además, a veces las personas deciden irse del espacio digital y así “se apaga una voz”, nos dijo Karen Vergara.

Explica que es un error pensar que esto solo es un problema que pertenece a la vida privada de las y los adolescentes, que las escuelas tienen una responsabilidad de cuidar y no lo contrario, como sí violencia estuviese solo afuera de los colegios. Este tipo de violencia tiene lugar durante un periodo muy importante en la construcción de los jóvenes, donde buscan su identidad, su sexualidad así que es una cuestión de educación y de protección de tomar este problema en serio.

Por el momento no tenemos muchas herramientas para intervenir directamente en la esfera digital. Además, las medidas que consisten en excluir a las y los adolescentes del establecimiento no son efectivas, no estamos por acciones punitivas. Para resolver este problema, el contexto social es de primera importancia, así como la educación.

Debemos considerar con una atención especial el hecho de dar una educación no sexista a todos y todas, una educación que aprende sobre el consentimiento y, la sexualidad de mujeres y disidencias Por eso la aprobación del articulo 23 y del 17 sobre el Derecho a una Educación Sexual Integral hacen parte de un movimiento más largo de cambio de las normas sociales, concluye la integrante de la ONG Amaranta.

Recomendación de lectura de Karen Vergara: libro de Sarah Ahmed, vivir una vida feminista. Libro potente que nos habla de la intimidad, de la historia del feminismo y de lo que podemos hacer en nuestra vida diaria como feministas.

Por Nina Steward, pasante de Corporación Humanas.

Escucha el podcast en Súbela web, APP y en el siguiente link 

Más informaciones sobre la votación del articulo 23

Dejar un comentario